¡PONTE A CUADRO CON TU BICICLETA!

Hola, riders!

¿Cómo van esas rodadas? Hoy vamos a tratar un tema importantísimo a la hora de rodar: los cuadros de la bicicleta.

Como muchos de ustedes ya saben, el cuadro es la parte más importante de la bici, ya que es en esta parte donde se ensamblan las ruedas y el sillín. Es por ello que es de suma importancia saber cuáles son los cuadros más recomendados por los especialistas, así como sus medidas, pues son estos elementos los que marcaran la diferencia tanto en la calidad de la bici como en la calidad de nuestras rodadas.

Desde hace ya varios años, los cuadros en forma de rombo (también llamados “cuadros diamante” o “de doble triángulo”) son los más comunes. Las medidas de los cuadros variarán dependiendo de la estatura de cada persona, por lo que es recomendable consultar con un especialista.  En general los más usados en las bicis de carretera son de 50, 52, 54, 56, 58 y 60 centímetros, pero insistimos: esto depende de tu estatura.

Actualmente existen diversos tipos de cuadros en el mercado que varían en cuanto a precio, características, ligereza, entre otros detalles. Los principales materiales con los que se hacen los cuadros son acero, aluminio, titanio, magnesio, escandio y cromoly, aunque también los hay fabricados a base de carbono, vidrio, aramida, espectra o materiales como bambú y madera, los cuales no son muy comunes en el ciclismo profesional.

En la experiencia de MX700 Cycling, los cuadros más recomendados son los fabricados con acero y particularmente los fabricados con acero inoxidable XCR de Columbus (quienes también tienen el sello Cinelli), un material desarrollado en colaboración por las firmas Trafiltubi+Aubert&Duval en un intento por buscar un sustituto para los materiales desarrollados con cadmio que ya no se producen más debido al alto nivel contaminante que provoca su producción.

En ese contexto, es importante mencionar que el acero XCR se ha creado en base a un alto contenido de cromo, molibdeno y niquel, elementos de aleación que aumentan las características mecánicas y la soldabilidad. Este material resulta fascinante debido a que contiene propiedades que reducen la posibilidad de formación de grietas, especialmente durante el proceso de soldadura. Tanto su estabilidad geométrica como su resistencia a las altas temperaturas hacen de este material el elemento más recomendado para estructuras soldadas, tales como cuadros de bicicleta, lográndose así cuadros extremadamente ligeros y prácticamente indestructibles.

    • DUENDE
    • 6/06/12

    BUEN ATICULO DE LOS CUADROS.
    SALUDOS.
    EL DUENDE.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: